Somos una comunidad de hijos de Dios por haber creido en Jesucristo, el Unigenito hijo de Dios, quien nos abrió el Camino Nuevo por medio de Su cruz y así llevarnos de regreso a nuestro Dios y Padre. A partir de Su resurrección de los muertos vino a ser nuestro hermano Primogenito y nos hizo nacer de nuevo, ahora somos la familia de Dios.

Igualmente somos una comunidad de familias multiracial y multicultural en proceso de apredinzaje de nuestra "nueva cultura", la cultura del reino de nuestro Padre, el cual es llamado - El Reino de Dios.

Aqui estamos aprendiendo lo que es la Verdad, el verdadero amor y la verdadera justicia.

Amamos igualmente nuestra ciudad, estado y nación y estamos comprometidos con su transformación en un lugar de justicia , paz y gozo.